/>

Un nuevo hallazgo contra la celiaquía

En los últimos meses se suceden las noticias sobre nuevos estudios, nuevas investigaciones y un montón de hipótesis en torno a la celiaquía y un posible tratamiento a la dieta sin gluten. Un nuevo hallazgo contra celiaquia.

El último estudio procede de la Facultad de Odontología de la Universidad de Boston y señala que se han identificado unas bacterias en la saliva, que son capaces de degradar el gluten. Según apuntan sus responsables, podríamos estar cerca de un nuevo tratamiento para la celiaquía.

Hace unos meses nos decía la Dra. Ascensión Marcos, que en España, «no avanzamos en celiaquía porque no hay fondos para la investigación». Por suerte en otros países parece que sí, y en recientemente han aparecido en la prensa varias informaciones sobre nuevas investigaciones, estudios e hipótesis en las que los expertos están trabajando para el hallazgo de una solucion contra la celiaquía. La última procede de la Universidad de Boston.

En la Facultad de Odontología henry M. Goldman, un grupo de científicos ha identificado un nuevo grupo de enzimas presentes en un microorganismo muy común en la saliva que tienen la capacidad de degradar el gluten de manera eficaz y segura, según explican en un artículo publicado en «American Journal of Physiology, Gastrointestinal and Liver Physiology».

En concreto los responsables del hallazgo han conseguido aislar una clase de enzimas degradadoras del gluten, que se encuentran de manera natural en la boca. «Estas enzimas han sido identificadas como un tipo de proteasas que digieren las proteínas y son una clase de enzimas que hasta ahora habían sido ignoradas, pero con un gran potencial para un posible tratamiento enzimático de la enfermedad celiaca», apuntan los responsables del estudio.

Un nuevo hallazgo contra la celiaquía

A día de hoy el único tratamiento seguro, eficaz y válido para la celiaquía es la dieta sin gluten estricta y de por vida

La conclusión a la que han llegado los investigadores, es que los péptidos que conforman el gluten y que originan una reacción en el sistema inmune de los celiacos, podría romperse gracias a esas capacidades enzimáticas de estas bacterias que residen de forma natural en la boca. Es decir, estas bacterias podrían degradar el gluten antes de que llegasen al intestino.

Al tratarse de enzimas procedentes de bacterias, la duda que surge es si un tratamiento basado en ellas sería seguro. Los responsables del estudio aseguran que sí, ya que se trata de las mismas enzimas presentes en la bacteria Bacillus subtilis, que se usa especialmente en la cocina tradicional japonesa.

Aunque aún no hay nada definitivo, los responsables de este estudio apelan a la necesidad de seguir estudiando en esta línea para intentar llegar a un tratamiento alternativo a la dieta sin gluten que permita a los celiacos volver a ingerir productos con esta proteína.

Otros estudios recientes

Hace sólo unas semanas, nos llegaba la noticia de una investigación que había comenzado en la Universidad de León y que ahora continuaba en Canadá por parte de un científico leonés, que había descubierto que los celiacos tenemos unas bacterias que al digerir el gluten lo convertimos en tóxico, mientras que las personas no celiacas cuentan con otro grupo de bacterias que acaban con esa toxicidad del gluten y por eso no sufren daños.

Se abre así también una nueva línea de investigación que continúa para dar con un tratamiento alternativo a la dieta sin gluten y que también vincula el desarrollo de la enfermedad celiaca con las bacterias.

Por otro lado, hace unos meses, desde la Asociación de Celiacos y Sensibles al Gluten de Madrid, nos confirmaban que se está acercando el momento en el que los celiacos podremos atenuar el daño del gluten con una pastilla.

En este caso no se trata de un tratamiento alternativo, sino de una pastilla para celiacos que servirá para, en situaciones de contaminación accidental, para que los daños sean menos severos.  

Además, la vacuna de la celiaquía ha superado una primera fase de estudio de forma «satisfactoria», según sus responsables y continúa adelante, según las últimas infomaciones.

A pesar de todas estas ilusionantes informaciones, es preciso ser cautos, pacientes y tener en cuenta que a día de hoy el único tratamiento válido, seguro y eficaz para la celiaquía es una dieta sin gluten estricta y de por vida. 

Hallan causa de la enfermedad celíaca

Científicos en Australia y el Reino Unido descubrieron tres compuestos clave en el gluten -una proteína que se encuentra en el trigo, centeno y cebada- que son los causantes de la enfermedad celíaca.Image caption El pan está prohibido en la dieta de los pacientes celíacos.

En este trastorno digestivo el gluten provoca una reacción en el sistema inmune que daña la capa que recubre el intestino delgado dificultando su capacidad para absorber nutrientes.

Un nuevo hallazgo contra la celiaquía

Si la enfermedad no se detecta puede conducir a una severa desnutrición.

Actualmente no existen tratamientos para la enfermedad y el paciente debe retirar el gluten de su dieta de forma permanente.

El nuevo hallazgo, dicen los investigadores del Instituto de Investigación Médica Walter y Eliza Hall, en Melbourne, podría potencialmente conducir al desarrollo de nuevos tratamientos y métodos de diagnóstico para los millones de personas en el mundo que sufren la enfermedad celíaca.

Nueva terapia

Hace 60 años se descubrió que el gluten era el causante ambiental de la enfermedad y desde entonces muchos científicos alrededor del mundo han intentado encontrar el proceso biológico que la provoca.

«El Santo Grial de la investigación de la enfermedad celíaca ha sido identificar los componentes tóxicos del gluten», expresa el doctor Bob Anderson, quien dirigió el estudio.Image caption Los pacientes con enfermedad celíaca deben retirar el gluten de su dieta.

«Y esto es lo que ahora encontramos».

La investigación, que aparece publicada en la revista Science Translational Medicine, comenzó hace nueve años e involucró a más de 200 pacientes celíacos de clínicas en Melbourne y Oxford.

Se pidió a los voluntarios que comieran pan de trigo y de centeno, y cebada hervida.

Seis días después se tomaron muestras de sangre de los pacientes para medir su respuesta inmune a miles de distintos componentes -péptidos- del gluten.

Las pruebas identificaron 90 péptidos que causaban algún tipo de reacción inmune, pero se encontró que tres de éstos eran particularmente tóxicos.

Según el profesor Anderson «estos tres componentes están involucrados en la mayoría de las respuestas inmunes del gluten que se observan en las personas que sufren enfermedad celíaca».

Desafío

El trastorno a menudo representa un enorme desafío para los pacientes.

Casi la mitad de quienes lo sufren, a pesar de seguir una dieta libre de gluten, llegan a dañar su intestino cinco años después de retirar la proteína de su alimentación.

El nuevo hallazgo ya está siendo utilizado por una compañía de biotecnología para desarrollar una inmunoterapia que permita insensibilizar a los pacientes celíacos a los efectos tóxicos del gluten.

Ésta funciona exponiendo al enfermo a pequeñas cantidades de los tres péptidos tóxicos.

La primera fase de los ensayos clínicos fue completada en junio pasado y se espera tener los resultados en los próximos meses.

Sarah Sleet, presidenta ejecutiva de la organización Coeliac Uk, afirma que el hallazgo potencialmente podría conducir a una vacuna contra la enfermedad.

«Es una pieza importante en el rompecabezas, pero todavía se necesitan más investigaciones, así que no deberíamos esperar una solución práctica en la clínica en los próximos años».

Los síntomas de la enfermedad incluyen diarrea, náusea, vómito, dolor estomacal recurrente, cansancio, dolor de cabeza, pérdida de peso y úlceras bucales.

Fuentes extraidas: Celicidad / BBC Ciencia

admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!